© Andres Schwalb - All rights reserved.
logo

Huaicos en Perú formaron increíbles olas

El 15 de marzo de este año (2017) fue un día que nunca se olvidará en Punta Hermosa. Por la mañana, un bote de pesca había encallado con cientos de kilos de droga, dejando muchos paquetes de marihuana a flote en el mar y en la orilla. Hubo mucho movimiento toda la mañana en el barrio. Policías por las calles, por el mar y hasta en helicóptero, asegurándose que nadie se llevase nada. Sin embargo, un montón de gente pudo entrar antes y encontrar estos paquetes mientras surfeaba o caminaban por la orilla. Fue un suceso inédito.

Pero la realidad era que el día recién empezaba. A las tres de la tarde de ese mismo día bajó un enorme huaico por una bajada que siempre había estado seca, nunca habíamos visto una gota de agua bajar antes por ahí. Así como bajó el huaico en Punta Hermosa, también bajó en Punta Negra, por la playa Santa Rosa. A esta ola ya se le llamaba “el huaico” pero la mayoría de gente jamás había visto un huaico bajar por ahí tampoco.

Estuvieron bajando los huaicos con mucha fuerza durante los próximos días y formando una tremenda arenada nunca antes vista. La playa, que siempre había sido de puras piedras en la orilla, ahora tenía varios metros hacia adentro con fondo de arena y reventaba la mejor ola que hemos visto en Lima últimamente, una humilde mezcla de Pipeline (Hawaii) y Skeleton bay (África) acriollada, con el agua bien marrón y un aroma a fuerte a barro pero con tubos increíbles.

Se corrió rápidamente la voz y la playa se volvió un circo. Habían al rededor de ochenta personas surfeando olas aquí todo el día. La ola era increíble, no necesitaba mucho swell para reventar perfecto y también aguantaba algo de tamaño. Cada día la playa fue mutando por el fondo de arena, el cual va cambiando por las corrientes y las olas.

Hoy ha pasado casi un mes desde el primer día que bajo el huaico y la playa ha cambiado una cantidad. Ya no esta ese tubaso que veíamos al comienzo pero quien sabe como irá cambiando con las crecidas de invierno que se vienen.

Es importante mencionar que el país se ha visto terriblemente afectado por estas lluvias tan intensas, mucha gente ha perdido todo. Esto no es ninguna celebración. Por suerte el estado ha hecho un muy buen trabajo y la gente del Perú se ha mostrado muy unida para ayudar a superar el desastre.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *